1. La talla es fundamental: Si no sabes tu talla, no podrás elegir el brasier correcto. No inventes con tallas más ajustadas para verte más voluptuosa o tallas más grandes para sentirte cómoda. Según el tamaño de tu busto debes escoger la talla ideal para ti.(Abajo encontrarás una tabla de medidas para que sepas cuál talla se acomoda mejor a tu busto)
  2. De acuerdo a tu tipo de busto hay detalles: Si tienes poco, los brasieres con push-up o relleno funcionan a la perfección. Además, aquellos con estilos más abiertos permitirán que te veas con más figura. Si tienes mucho busto adapta la copa. Brasieres de copa ancha serán ideales para ti.
  3. Ten en cuenta tu espalda: puedes no tener mucho busto, pero sí una espalda ancha, esto hace que tu brasier pueda aumentar una que otra talla.
  4. Mídete cada seis meses: Los cambios en tu peso pueden afectar tu busto, por lo que es importante que estés consciente de esto y adaptes tu talla a tu cuerpo en ese momento.
  5. Los sostenes con varilla son ideales para los bustos grandes y pesados, ya que ayudan a ajustarlos y mantenerlos en su lugar. Si eres así, aprovéchalos.
  6. Piensa en la comodidad. Sigues estas recomendaciones para tener una ropa interior ideal para ti. No olvides que lo más importante es que te sientas bien con lo que llevas puesto.